Hazte reservista

Ventajas

Ser Reservista Voluntario también tiene sus ventajas

Dependiendo de tu formación y de las titulaciones mínimas que poseas, puedes acceder como Alférez Reservista Voluntario (Primer ciclo de carrera, Licenciatura, Diplomatura o Grado), Sargento Reservista Voluntario (Bachiller, FP o equivalente) o Soldado/Marinero Reservista Voluntario (EGB, 2º de la ESO o equivalente).

El tiempo que hayas pasado como Reservista Voluntario será mérito para acceso a las plazas de la Enseñanza Militar de Formación y en los procesos de selección para funcionarios o personal laboral de las Administraciones Públicas.

Tendrás Tarjeta de Identidad, que reflejará tu condición y empleo, al adquirir la condición de reservista, y cuando estés activado usarás el mismo uniforme que los militares en Servicio Activo del Ejército, Armada o Cuerpo Común en que se te encuadre, con un distintivo específico de Reservista Voluntario.

Después de haber sido Reservista Voluntario y haber finalizado el compromiso adquirido tendrás el titulo de Oficial , Suboficial o Soldado/Marinero Reservista Honorífico.

Mantendrás una especial vinculación con las Fuerzas Armadas y quedarás adscrito con carácter honorífico a la Unidad, Centro u Organismo donde hubieras servido y podrás asistir a los actos y ceremonias propias de ellas.

El Estado corre a cargo de los gastos de desplazamiento siempre que seas activado.

Podrás formar parte de todas aquellas asociaciones de Reservistas organizadas conforme a la Ley.